ALFREDO LUENZO: NO SERÁ LEY HOY, SERÁ MAÑANA O PASADO, PERO LE ASEGURO QUE SERÁ LEY

 


En un encendido discurso en el debate sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo, en un día histórico, el senador nacional chubutense Alfredo Luenzo expresó que “no se trata una interpretación de la Constitución o de tratados internacionales, se trata de si estamos avanzando hacia una sociedad de derechos o nos queremos quedar donde estamos”.

 


“No se trata de aborto si o aborto no, es aborto legal o aborto clandestino. Esa es la opción. Hay que sacar el concepto de criminalización de la mujer y salir del oscurantismo. Hay que sacarlo a la luz para resolverlo en el marco de la salud pública, de la educación, que les permita a las mujeres lograr mayor dignidad”, declaró.
“Quiero dejar constancia, desde una provincia, Chubut, que en 2012 fue protagonista del fallo FAL, con un protocolo de interrupción voluntaria del embarazo. En aquel momento teníamos un registro de 20 o 30 casos de abortos, en 2017, registramos 789 abortos tratados en el marco de la salud pública. Se han reducido drásticamente la cantidad de muertes maternas por la clandestinidad, donde aparece un gran negocio canallesco en un marco de profunda hipocresía en nuestra sociedad. Y no es cuestión de colocarlo en cifras, porque una sola muerte es trágico”, continuó.
El senador expresó que “estamos en el proceso de una revolución cultural. Es la revolución de las chicas, que están en la calle esperando que nosotros estemos a la altura de las circunstancias. Esto es imparable. Y en algún momento vamos a tener ley”.
En el marco de la constitucionalidad, argumentó que “mucho se habló hoy de la inconstitucionalidad de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, pero el proyecto es constitucional. No hay un solo artículo dentro de la Constitución que prohíba su legalización. También se ha dicho que viola los tratados internacionales de Derechos Humanos, de los cuales Argentina es parte. Les cuento, en los 40 años de funcionamiento del Comité de DDHH de la ONU, jamás se había dicho que constituía una privación arbitraria de la vida. Y, desde el punto de vista del Derecho Internacional, nunca se le dijo a un Estado miembro de la ONU que la interrupción voluntaria del embarazo viola una Convención Internacional. Que quede claro”.
“Por lo tanto, estamos hablando de un proyecto perfectamente compatible con nuestra Carta Magna y las Convención Internacional de DDHH”, aseguró.
Desde otro punto de vista, agregó, “acá pasó algo desapercibido pero quiero señalarlo. Algunos dicen que se oponen a legalizar el aborto porque hablan de la vida desde la concepción. Minutos después no pueden sostener argumentos respecto del embrión producto de una violación o de los embriones congelados por tratamiento de fertilización asistida. No es desde la concepción, sino desde la concepción consentida. Y no es una diferencia menor. Parece que no son todos los embriones, sino los que anidan en el útero de una mujer y no los congelados en una heladera, no es cierto? Si es así tenemos que eliminar la Ley de Fertilización Asistida que muchos de nuestros colegas han votado en su momento. Usted no, presidenta Michetti”.
“Dijeron que querían salvar las dos vidas. Esto también es una falacia. Porque no pudieron explicar cómo van a evitar que una mujer aborte. Quieren forzar a las mujeres a ser madres. Que otra alternativa ofrecen? Que pretendemos, transformar a las mujeres en un objeto? Dicen que la mujer es solo un útero, un órgano reproductor, una incubadora. No salvan dos vidas. No se salva ninguna, porque el aborto existe. Todos estamos a favor de todas las vidas”.
“Dejemos que la mujer elija en libertad. Cuando está la decisión difícil, triste pero muy personal de no ser madre, saben qué? no hay ley, no hay Estado, no hay conciencia religiosa, no hay ética, no hay Constitución, no hay DDHH, no hay nada que lo frene”, aseveró Luenzo.
“Hablemos del rol de los hombres. Qué tenemos que hacer los hombres en estos temas? Si nos involucramos, no sé cuál sería nuestra postura si tuviésemos la virtud de procrear, de quedar embarazados. Vayamos a ese absurdo. Qué haríamos? Estaríamos discutiendo esto? Seguramente no. Yo propondría que si sostenemos esta criminalización de la mujer, que también el hombre que es responsable de ese embarazo no deseado, también sea criminalizado”.
Luenzo señaló que “cuando se trata de dar batallas de esta naturaleza, son las mujeres las que ponen el cuerpo, como fueron las Madres de Plaza de Mayo, mujeres que pusieron el cuerpo invisibilizadas, en la clandestinidad para buscar a sus hijos. Con la ley de divorcio, el matrimonio igualitario, la identidad de género, como hoy, son las mujeres las que ponen el cuerpo. Están ahí en la calle, miles y miles de mujeres”.
“Los grandes cambios de la sociedad, ya no son como antes, escombros y sangre. Hoy son las mujeres, los jóvenes, son los que no están dentro de una organización partidaria. Son los que nos están diciendo cuál es el camino, nos iluminan. Y nosotros venimos muy atrás, retrocedimos, interpretando leyes, dando un pasito más después de casi 100 años del Código Penal. El paso ya lo dio la sociedad en su conjunto.
Tengo la sensación que en el fondo estamos ante una sociedad patriarcal. Y son cómplices algunas mujeres. Hay que reconocernos: somos machistas en recuperación. Tenemos un modelo estigmatizado de la mujer. Ojalá terminemos pronto de aprender para que todos seamos iguales ante la ley”.
“Hoy hemos ganado una batalla, la cultural y está en la calle. La batalla la ganamos en la conciencia de miles de argentinos. Pudimos hablar de aborto cuando antes era tabú, en voz baja y para que nadie se entere. Obviamente mi voto es a favor de una ley que, no será hoy, será mañana, será pasado, pero le puedo asegurar presidenta que SERÁ LEY”, sentenció.

 

Volver