ANTONIO OSORIO: “ESTAMOS PARA ESCUCHAR A LOS TRABAJADORES SIN IMPORTAR SU SITUACIÓN CONTRACTUAL”

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste, Antonio Osorio, indicó que hoy el municipio que dirige Sergio Ongarato cuenta con alrededor de trescientas personas contratadas, de las cuales 65 estarían en condiciones de pasar a planta permanente por su antigüedad. Lamentó que algunos contratos no se hayan renovado pero aseguró que “el gremio está para escuchar a los trabajadores sin importar su situación contractual”.

Desde la Municipalidad de Esquel se tomó la determinación de no renovar algunos contratos este 30 de junio, que es la fecha en que vencen, por no estar conformes con el desempeño de esas personas. Al respecto, el secretario general del SOEME y ZO, Antonio Osorio, sostuvo que “lo más justo sería que las personas no tuvieran que esperar tanto tiempo con un contrato precario porque en realidad se está abusando de la figura del contrato de locación”, al tiempo que explicó que “muchos de los contratos los hacen para que cumplan una función típica de la administración pública municipal entonces la figura sería el pase a planta directo”.
A su vez aseguró que “nosotros hemos tratado de blanquear la mayor cantidad de gente posible pero esta nueva gestión volvió a tomar más de ochenta personas y nosotros advertimos que esto iba a tener consecuencias negativas”. Subrayó que “los recursos del municipio son escasos, no se puede dar trabajo a todos los desocupados de Esquel pero las expectativas las genera la gestión cuando toma contratos de locación, que a los pocos meses los da de baja”.

“ALGUNOS NO CONFÍAN EN EL GREMIO”
Con respecto a los contratos que no fueron renovados, Osorio comentó que “nosotros tenemos conocimiento de seis personas que vinieron al gremio y después de dos personas del área de Cultura, que nos enteramos por los medios”. En ese sentido destacó que “nosotros hacemos lo que corresponde, ir y plantearle al Ejecutivo la posibilidad de renovar los contratos y en algunos casos hemos logrado que ocurra. Después hay personas que no confían en la representación del gremio y que decidieron entablar un juicio, que son libres de hacerlo pero por ahí la respuesta no va a ser la esperada cuando nosotros entendemos que el gremio está para escuchar a los trabajadores sin importar su situación contractual”.

“HAY QUE SER SOLIDARIOS”
El dirigente gremial comprendió que haya personas con cuatro años de antigüedad que quieran pasar a planta pero recordó también que hay otros con más años. “Nosotros entendemos que el gremio está para representar a los trabajadores, ordenar la demanda y fijar prioridades pero en esto tenemos que ser solidarios. Hay muchos compañeros que están en una situación injusta y nosotros intentamos de que la solución sea política y lo más justa posible”, concluyó.

 

Volver