EL MUNICIPIO HABILITÓ LA PRIMERA COCINA COMUNITARIA DE ESQUEL

Este martes el Intendente Sergio Ongarato dejó formalmente inaugurada la primera Cocina Comunitaria de Esquel, la cual comenzó a funcionar en el Centro Comunitario de la Parroquia Sagrada Familia. Se trata de una cocina habilitada bajo las normas sanitarias correspondientes por el Departamento de Bromatología del Municipio para que emprendedores locales elaboren productos como panificados, dulces, entre otros, y de esta manera logren complementar, mediante la comercialización de los mismos, sus ingresos familiares. También se podrá habilitar la producción a pequeña escala en casas particulares.

 


En este proyecto interviene Cáritas de la Prelatura de Esquel y la Parroquia Sagrada Familia, contando con el importante acompañamiento del Honorable Concejo Deliberante y la Municipalidad. En el acto estuvieron presentes también el Padre Rodolfo Costa Heredia, el concejal de Cambiemos Diego Austin; el secretario de Producción y Empleo, Luciano Di Paolo; el coordinador general de Empleo, Horacio Quinteros; el responsable del Departamento de Bromatología Municipal, Benjamín Lobos; Marcelo Clivati Müller y Sonia Correa de Cáritas; entre otros.
Con esta iniciativa se busca “ayudar a vecinos de la ciudad a desarrollarse personalmente y profesionalmente para poder ir alcanzando sus objetivos. A partir de ahora varios emprendedores de la ciudad podrán comenzar a cocinar bajo nuestra fiscalización y darle un valor agregado a sus productos porque de acá van a salir con etiqueta, indicando fecha de elaboración y vencimiento”, explicó el responsable de Bromatología Municipal, Benjamín Lobos. Dijo que hay varios emprendedores interesados “para ingresar y que están cumplimentando todos los papeles que son necesarios para poder empezar a trabajar” y agregó que “la misma ordenanza que habilita este tipo de cocinas, también habilita la sala de elaboración a pequeña escala en casas particulares”.

“UN TRABAJO DE TODOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD”
El Intendente Sergio Ongarato destacó “el trabajo en conjunto que hacemos desde la ciudad, cada uno desde lo que le toca puede aportar para que los esquelenses puedan estar cada día un poco mejor. Tenemos problemas macro que exceden a nuestra ciudad pero que nos afectan y es nuestra obligación como ciudadanos y cristianos ayudar a los que necesitan. Y que no sea solamente asistir, sino darles herramientas para que puedan valerse por sí mismos porque, esto es lo que dignifica a la persona. Esto es lo que les da independencia, la posibilidad de elegir y de crecer”.
En este marco “es mi agradecimiento a la Parroquia Sagrada Familia y a Cáritas porque han puesto a disposición todo lo que tienen aquí. Y también un reconocimiento a todas las áreas de la Municipalidad que han intervenido para hacer esto posible a partir de los trámites y la parte técnica. A Luciano Di Paolo, Benjamín Lobos, Horacio Quinteros y al concejal Diego Austin. Este es un trabajo de todos en beneficio de nuestra comunidad”.

 


A su turno el secretario de Producción y Empleo Municipal, Luciano Di Paolo, señaló que esta inauguración “es el último paso de un proceso que empezó hace más de un año, con el  diseño de las ordenanzas para habilitar food trucks, carritos y cocinas domiciliarias. El objetivo era dar herramientas a vecinos para encarar emprendimientos, facilitando la tarea con el fin de que puedan vender productos habilitados bromatológicamente, con todas las condiciones de salubridad necesarias. En el caso de food trucks ya hay unas nueve unidades funcionando y esta es la primera cocina que habilitamos, que ya está funcionando”.
El proyecto también incluye el dictado de cursos de cocina para emprendedores. En este caso “se hizo un acuerdo con Cáritas y la Parroquia Sagrada Familia pero, cualquier persona que tenga un lugar en condiciones de ser habilitado como cocina domiciliaria, puede hacerlo siempre y cuando cumpla con los requisitos que exige Bromatología Municipal”.

“GRAN APOYO DEL GOBIERNO MUNICIPAL”
Por su parte, como miembro de Cáritas, Marcelo Clivati Müller, dijo que la idea es “tratar de incorporar a familias que están atravesando dificultades en su economía. En principio el canon estaría subsidiado. Rubén Olenik ya empezó a producir y por ahora no se le va a cobrar por el uso del gas y luz. Después, en la medida que se vayan sumando más emprendedores vamos a ir viendo. Esta es una Parroquia de puertas abiertas y quiere ser solidaria con la situación de muchos vecinos que están pasando dificultades”.
Y en este sentido agradeció “el gran apoyo del Gobierno Municipal que nos está ayudando con la libreta sanitaria, los cursos de bromatología, y nos acompaña en el proceso de armar todo esto. Estamos muy agradecidos también con la presencia del Intendente Ongarato y sus funcionarios de Producción y Empleo, con Benjamín Lobos y el concejal Austin. Muy agradecidos con todos, porque vienen apoyándonos y siguiendo este proyecto”.
Por último Rubén Olenik, panadero de oficio, es uno de los primeros emprendedores que ya comenzó a elaborar sus productos de panificados y agradeció “la posibilidad que me brindan, es una importante oportunidad para mí. Por ahora voy a venir a cocinar los martes y veré si dispongo de otro día más” y contó que va a vender “medialunas, pan, galletitas, pre pizzas, dejando mis productos en comercios de barrios y vendiendo de manera particular”.-

Volver