“LOS QUE EMBARGARON EL FUTURO DEL CHUBUT SON LOS QUE DESPILFARRARON RECURSOS DURANTE 16 AÑOS”

 

Lo dijo el diputado nacional de Chubut por Cambiemos, Gustavo Menna. Este jueves se reunió con el ministro Dietrich, quien le dio detalles de la licitación realizada para renovar el aeropuerto de Esquel, con una inversión de Nación de 1.000 millones de pesos. Además, el funcionario nacional le anticipó que en marzo se publicará la licitación para la autovía Comodoro-Caleta, por 3.000 millones de pesos. 

 

El diputado nacional de Cambiemos por Chubut, Gustavo Menna, se reunió este jueves con el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, quien le dio detalles de la licitación que se llevó adelante para renovar el aeropuerto de Esquel, para lo cual Nación invertirá 1.000 millones de pesos.
Además, el funcionario nacional le anticipó a Menna que en marzo se publicará la nueva licitación para concretar la autovía Comodoro Rivadavia-Caleta Olivia. “El ministro de Transporte nos comunicó que el área ha terminado el proyecto ejecutivo nuevo, y se prevé una inversión de casi 3.000 millones de pesos, con un plazo de ejecución de poco más de dos años”, explicó el legislador nacional.
En cuanto al aeropuerto de Esquel, Dietrich y su equipo de trabajo le especificaron a Menna que se presentaron 6 ofertas para la obra, que contempla la construcción de una nueva terminal de pasajeros y una nueva torre de control, entre otras mejoras.
“En las próximas semanas sabremos cuáles de las empresas cumplen con los requisitos, y cuál será la adjudicataria”, dijo Menna, a quien Dietrich le adelantó que las obras comenzarán a principios de abril, mientras que la finalización está prevista para octubre, plazo en el cual el aeropuerto no dejará de funcionar en ningún momento.
De acuerdo con lo especificado por el Ministerio de Transporte, la nueva terminal incorporará una manga, y será cuatro veces más grande que la actual. Tendrá instalaciones modernas, tecnología de avanzada, más seguridad y mejores servicios para los pasajeros.
La terminal de pasajeros de Esquel tiene hoy una superficie de 700 m2, un espacio muy reducido, y las instalaciones no son modernas ni cómodas. Y, pese a que se encuentra en una zona de clima muy frío, no tiene una manga que facilite el acceso al avión. Es por esto que se planteó la necesidad de construir una terminal y una torre de control completamente nuevas, ampliar el estacionamiento y, fundamentalmente, modernizar el aeropuerto.
La nueva torre de control brindará seguridad para las operaciones aéreas, en respuesta al aumento en la cantidad de pasajeros que se viene registrando. En los últimos diez años, la cantidad de pasajeros que vuelan a Esquel creció un 194%: de 17.525 personas en 2009, a 51.528 el año pasado.
Hacerse cargo
En este contexto, Menna valoró las obras de infraestructura que lleva adelante y realizó el Gobierno Nacional en Chubut, en contraposición a “otros momentos en los que se anunciaban obras, no se hacían, y ahora se conoce por qué”.
“Lo mismo ha pasado en Chubut, y deben hacerse cargo: los que embargaron el futuro del Chubut son los que endeudaron calamitosamente a la Provincia para financiar durante años un festival de gastos corrientes e improductivos”, sostuvo Menna.
“Son los mismos que durante los últimos cuatro gobiernos peronistas despilfarraron los cuantiosos ingresos que se quintuplicaron respecto de la década del ‘90, los que destruyeron los servicios públicos, los que desistieron de juicios de miles de millones de pesos contra Nación sin ninguna contraprestación para la Provincia”, agregó.
“Son también -enfatizó- los que se callaron y aceptaron sin ningún reclamo que a las provincias se les quitara el 15% de coparticipación federal de impuestos, como ocurrió en el Gobierno de Cristina Kirchner; lo que a valores corrientes son casi 30 mil millones pesos”.
Menna dijo que “con ese monto se podrían haber generado las inversiones para revertir el aislamiento energético y vial, por mencionar un solo ejemplo”.
“Son, en definitiva, los que gobernaron de este modo durante casi 16 años. Los que no pueden echar culpas ni para atrás ni para el costado porque tienen que asumir la responsabilidad de todos estos años de desgobierno, endeudamiento, despilfarro y falta de planificación”, finalizó.

Volver