LESIONES GRAVES EN CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Se formalizó la investigación fiscal en relación a un hecho que tomó relevancia pública por sus protagonistas. Ocurrió el 16 de junio en Corcovado, pero la denuncia fue presentada en la Comisaría de la Mujer de Gaiman. El mismo día, el denunciado Carlos Barbato, realizó una denuncia cruzada en Trelew. Tiempo después las actuaciones fueron enviadas a la Fiscalía de Esquel por corresponder a esta jurisdicción el lugar del hecho.

 


El pasado viernes, mediante el sistema de video conferencia, el imputado acompañado por su abogado defensor Fabián Gabalachis, tomó formal conocimiento del hecho que se investiga en su contra comunicado por el funcionario Carlos Richeri, en presencia de la víctima. La audiencia fue presidida por el juez José Luis Ennis.
Era de madrugada, aproximadamente las 3.00 hs. La pareja estaba en la cabaña en la que se habían alojado. El imputado había compartido una cena con su grupo de trabajo, entre los que estaba la víctima, al regresar a la cabaña discutieron. Según la denuncia, él le hacía reproches por celos, comenzó a insultarla y a golpearla. Mientras lo hacía le ordenó callarse amenazándola con matarla si no lo hacía”. Habría empleado golpes de puño y patadas, en una secuencia repetida varias veces. La mujer alcanzó una planchita del pelo y le pegó en el rostro a Barbato para defenderse, continuando de todos modos este, con las agresiones físicas y verbales, hasta que escuchó que ingresó gente a la cabaña, y se detuvo, diciéndole “mirá como me dejaste la cara hija de puta, te voy a echar a vos y a tu hermano.”
A raíz de la agresión física descripta, la víctima, sufrió lesiones en su cuerpo de carácter grave por generar una inhabilidad laboral mayor a 1 (un) mes, a saber: hematomas varios en miembros superiores e inferiores, que oscilan entre los 3 y los 10 cm, otro en región infra clavicular, en región lateral derecha del cuello, y en región parieto temporo occipital derecha y fractura de la quinta costilla izquierda en su arco dorsal o posterior.
“El evento descripto ocurre en el marco de la relación de pareja entre el imputado y la víctima, en la que ella era agredida por su condición de mujer, aprovechándose el agresor de su rol de superioridad por ser su jefe, para ejercer actos de dominación y control sobre ella, utilizando medios violentos para dicho fin”, describió Richeri. Fue calificado provisoriamente como constitutivo de Lesiones graves agravadas por la relación de pareja y por haber ocurrido en contexto de violencia de género en concurso real con Amenazas, por lo que deberá responder el imputado en carácter de autor

 

Volver