OSORIO: “NO HAY VOCACIÓN DE DIÁLOGO DEL EJECUTIVO MUNICIPAL”

La asamblea de los trabajadores del SOEME y ZO definió por unanimidad continuar con la retención de servicios por 48 hs, que se suman así a la medida de fuerza del lunes y martes. El gobierno municipal continúa sin comunicarse con el sindicato y así sentarse a negociar la paritaria del primer semestre del año. Una multitud de trabajadores municipales, luego de la asamblea, marcharon por la calles. “No hay vocación de dialogo por parte del ejecutivo municipal”, sostuvo Osorio.

 

El Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio manifestó que los trabajadores definieron que la retención de servicio, continúe por 48 hs más. “Escuché las declaraciones del Secretario de Hacienda, Yago Beatove  y manifiesta  por los medios que no va a convocar pero se olvida que hace un mes que el gremio está pidiendo por la Junta de Admisión, Reclamo y Disciplina que tendría que haberse reunido en febrero”, comentó y agregó “estamos finalizando marzo y seguimos esperando”.

 

“No hay vocación de diálogo por parte del ejecutivo municipal”, sostuvo Osorio y comentó que los funcionarios “no entienden que los empleados no llegan a fin de mes porque lamentablemente nuestros sueldos son bajos”.

“Siguen tirando nafta al fuego porque en vez de resolver este conflicto con diálogo”, manifestó Osorio. En este sentido comentó que el gremio necesita conocer los números reales que hoy maneja el municipio.  

Le recordó Osorio al Secretario de Hacienda que salió a decir públicamente que el pago de los impuestos adelantado había sido el más elevado de los últimos cinco años, y siguen escondiendo los números. “Siguen contratando personal y ellos mismos son los que lo salen a reconocer pero lo hacen de forma provocativa diciendo que es para mejorar la gestión”, sostuvo el Secretario General del SOEME y ZO.

“Hay contratos de 24 mil pesos para mejorarle el marketing al Intendente. Evidentemente no están pensando en la gestión sino en los titulares para mantenernos entretenidos”, dijo.  “Lo único que estamos pidiendo son canales de diálogo”, comentó.

 

Volver