LAS CIFRAS DE LOS MÁS VULNERABLES

UN 10,2% DE LA POBLACIÓN ARGENTINA TIENE ALGUNA DISCAPACIDAD

 

 


Por la Dra. Gabriela Ferretti, Divulgadora Científica de Grupo Medihome, M.N.81.108

 


Según el último informe del instituto Nacional de Estadísticas y Censos de este año (INDEC), el 10.2% de nuestra población padece algún tipo de discapacidad. Este estudio mostro el porcentaje de personas afectadas según su edad, sexo y distribución geográfica.
La discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación según lo define la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Este organismo ha determinado que aproximadamente un 15% de la población mundial en el año 2010 tiene algún tipo de discapacidad.
En nuestro país, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), órgano rector de las estadísticas oficiales, ha comunicado en un informe preliminar de este año (agosto 2018), las cifras calculadas para la población de personas con discapacidad.

 


El objetivo de ese estudio fue cuantificar las dificultades de ver, oír, caminar, subir escaleras, tomar objetos, propiciar su autocuidado, comprender lo que se les comunica, aprender, recordar y controlar su comportamiento. En el rango etario de los niños de 5 a 12 años, también se consideró la capacidad de jugar con niños de su misma edad.
La prevalencia de la población con dificultad, mayor de 6 años de edad, fue del 10.2% en un global del país, con un valor mínimo de 9% para la región patagónica y máximo para la región de Cuyo con un 11% de discapacitados, lo que nos muestra una distribución bastante uniforme en nuestro territorio.
Respecto del sexo, las mujeres son ligeramente más afectadas que los hombres (51,5 % vs 48,5%).
Donde se hallaron sustanciales diferencias es entre las distintas edades consideradas.
Entre los 6 y los 39 años, un 5% presenta discapacidad, trepando al casi 47% de las personas en los mayores de 80 años.
La dificultad motora es la causa más frecuente de minusvalía, seguida por las deficiencias de visión y audición.
El certificado de discapacidad es un elemento primordial para esta población, ya que es el instrumento que habilita para obtener el pase libre de transporte, la cobertura integral de medicación y salud y para obtener las prestaciones de rehabilitación, prestaciones educativas, etc. 6 de cada 10 personas no lo poseen.
Como podemos observar, los motivos que llevan a una persona a tener algún tipo de discapacidad (motricidad alterada, trastornos de visión y en menor medida de audición), requieren de cuidados, protección y rehabilitación para su inserción en la vida social y familiar. El ámbito del hogar es la mejor opción para propiciar estos cuidados, ya que el mismo permite que el paciente se encuentre en un sitio confortable y conocido, además de estar incluido en la vida familiar y social, fundamental para mantener un buen estado de ánimo y permitir que la familia pueda seguir desarrollando una dinámica similar a la previa  a la enfermedad de esa persona.
Nosotros desde Medihome, como empresa de internación domiciliaria, contamos con experiencia de pacientes con discapacidad apoyando con asistencia médica, kinesiológica, fonoaudiológica, psicológica, de terapia ocupacional, entre otras.
Es importante que la población conozca, que las prestaciones de internación domiciliaria se encuentran dentro del Programa Médico Obligatorio (PMO), que es el listado de prestaciones mínimas que deben cubrir las entidades de medicina prepaga y obras sociales.
En el caso de los pacientes que tienen vigente su certificado de discapacidad, los límites a la cobertura se amplían aún más, según las necesidades de cada caso.
Este informe del INDEC es un excelente primer paso para planificar una estrategia nacional que mejore las condiciones de vida de las personas.

Volver