VIVIR EN SEROS: POSTALES DE UNA TOMA HISTORICA

El edificio que tiene la obra social es Esquel estuvo ocupado por pasivos, docentes y estudiantes durante 108 días. A horas de que se levantara la toma. MEDIOjodidos se internó en el lugar para hablar con sus protagonistas. Emanuel, un joven estudiantes y Vicente y Carlos, ambos jubilados.
Por Héctor Llanquinao

Faltaban horas para el levantamiento de la inédita toma de Seros. Se presentía, pero todavía no estaba dicha la última palabra. Allí Emanuel Sánchez nos recibió como en su casa, dispuesto a enumerar las consignas que sostuvieron la lucha por más de 100 días: “La paga en tiempo y en forma de las jubilaciones. La lucha docente por la paga de sus sueldos. En estos momentos también se apoya la toma de la Supervisión por los estudiantes. Es decir pedir por los jubilados y reclamar y apoyar distintas luchas. Contra el pago escalonado”, comentó.
Los días en la toma tenían su rutina. “Se empieza organizándose en los cronogramas de las pizarras de las personas que podrán estar de tal a tal hora, de ahí se va rotando. Una persona se puede quedar, por ejemplo, todas las tardes y otras por las noches. Alli se comparten mates, se comparten charlas. Despues se realizan asambleas donde nos enteramos de lo que nos va sucediendo durante la semana”, apuntó Emanuel.
Angustia e incertidumbre
Hay quienes recuerdan la toma de Seros como una epopeya. Sin embargo, quienes le pusieron el cuerpo pasaron por distintos estados de ánimo. Vicente Calvo recordó así aquellas jornadas: “Un dia en la toma es un dia, a veces, de angustia, de incertidumbre y de compartir con los compañeros jubilados activos y estudiantes, haciendo prácticamente todos los días un análisis”.
Calvo comentó que se hablaba “del presente, de la realidad política y social acerca de los que estamos padeciendo muchos de los trabajadores estatales de la provincia. Compartiendo, a veces, momentos de alegría, haciéndonos nuevos amigos en el tema de la lucha y con mucha discusión política. Eso sería un dia nuestro.”
 Al lado de Vicente estaba su compañero Carlos. Él nos comentó que poner el cuerpo signifcaba “luchar por revindicar nuestros derechos que los vemos vulnerados por parte del instituto (Instituto de Seguridad Social y Seguros del Chubut) y del Gobierno. Aquí, en la toma, estamos unidos activos y jubilados defendiendo la obra social y la caja de jubilaciones”.
Asambleas multitudinarias
Con mucha emoción, Carlos recordó: “cuando nos reuníamos en asamblea multitudinaria con los compañeros activos y en las cuales los jubilados, que ya habíamos pasado esa etapa de nuestra vida, nos contagiábamos mutuamente de energía positiva. Además de vivencias de debates políticos maravillosos”.
El pasivo remarcó que “la toma fue un lugar de encuentro de todos los jubilados de Seros. Donde compartimos muchos momentos muy lindos. Donde conocimos gente que por nuestro trabajo, nuestra ocupación, no conocíamos y por eso nos enriqueció a todos.”
“Le agradecemos a toda la gente que participó en la toma, tanto activo como jubilado. Y a toda la población de Esquel que comprende que nuestros reclamos son legitimos y que estamos defendiendo los intereses de todos”, finalizó Carlos.

 

Creditos de nota y foto MEDIOjodido http://mediojodidos.com.ar/vivir-en-seros-postales-de-una-toma-historica/

Volver