HOMICIDIO DE TOURD: EL MIÉRCOLES A LA TARDE SE CONOCERÁ EL VEREDICTO


El Tribunal integrado por Martín Zacchino, Anabel Rodríguez y Jorge Criado, se retiró a deliberar luego de escuchar los alegatos de las partes. Análisis de la prueba, confrontación de testimonios y cotejo de la declaración de los imputados con el resto de la prueba, es en parte sobre lo que versaron las alegaciones finales de la Fiscalía y la Defensa. Fernanda Révori pidió que sean declarados coautores de homicidio simple y tentativa de homicidio. Subsidiariamente, para el caso en que los jueces consideren que no se probó la coautoría, requirió que declare autor de homicidio a Lucas Damián Farías, partícipe de este delito a Walter Alejandro Carrimán y a ambos como coautores de lesiones. Horacio Hernández pidió la absolución de los imputados respecto del homicidio e indicó que solo hay elementos que incriminan a Carrimán por en las lesiones leves.

Las víctimas son dos, Diego Tourd que perdió la vida 55 días después del hecho a causa de las complicaciones que tuvo la herida, mientras permanecía internado en el hospital, y quien circulaba con él esa madrugada, otro joven que resultó con heridas leves.
Los imputados declararon después de finalizadas las declaraciones testimoniales. Révori sostuvo que sus testimonios se evidencian armados para dar explicaciones a lo que es evidente. Luego los confrontó con los dichos de los testigos, las constancias médicas y los registros de tres cámaras, una pública, otra del hospital y la tercera de un testigo eventual. La acusadora reconstruyó la secuencia de los sucesos ocurridos en la intersección de Av. Ameghino y calle Roca, Esquel. Cómo los imputados salieron del vehículo estacionado frente a las oficinas de Camuzzi, uno armado con una piedra y un palo o fierro, el otro con un cuchillo. Cómo el primero golpeó el vehículo en el que circulaban las víctimas, rompiendo los cristales de la parte trasera. El descenso del conductor, la arremetida contra este utilizando el palo, la incorporación de Farías a la agresión. El descenso de Tourd del auto para sacar a Farías, el forcejeo y la presunción de que el corte se habría producido en ese momento. Y cómo, cesada la agresión los autores huyeron hacia la parte alta del barrio Ceferino.
Hernández dice que la persona de la imagen no es Farías, que su defendido no participó, fue un simple testigo. Puso en duda que sea cierto que los testigos no recuerden la cara de los agresores, sostuvo que dijeron eso porque saben que los imputados no fueron. Insistió en la ocurrencia de un altercado anterior en un local nocturno, que fue lo que habría desatado este hecho. Sostuvo que la persona que participa con Carrimán, la que llevaría el cuchillo, no está identificada, que no fue el único, que hay otros que se suman después y que si él defendiera a esa persona, sostendría que se trató de un homicidio en riña porque no se puede determinar el autor. Añadió además que no es clara la conexión causal entre el corte y la muerte posterior de Tourd, pero no desarrolló esa teoría porque sus defendidos no son los autores de esa lesión y deben ser absueltos por el homicidio. Solo reconoció la responsabilidad de Carrimán en la producción de lesiones leves a la segunda de las víctimas.
El miércoles por la tarde se conocerá el veredicto del Tribunal Colegiado. 


 

 

Volver