“APORTE DE LA C.G.T DE LA CORDILLERA CHUBUTENSE, PARA COMENZAR A DESANDAR LA CRISIS SOCIAL, POLÍTICA Y ECONÓMICA DEL CHUBUT”

La C.G.T de la Cordillera chubutense, una vez más, intenta abordar la cuestión de la crisis chubutense, con ánimo propositivo.
No hace muchos días decíamos que, si el Gobierno no podía conducir los destinos de la Provincia, debía tener un gesto patriótico y dar un paso al costado, o bien, institucionalmente, la Legislatura o el Superior Tribunal de Justicia, deberían, actuar para poner fin a este estado de inacción política.
El Gobierno provincial, parece querer dar pasos positivos en este sentido y comienza a convocar a algunos de los actores políticos y sociales de nuestra Provincia, sin embargo, aún no se vislumbra una salida que favorezca a los sectores más vulnerados y vulnerables.
Por un lado, los diversos sectores de trabajadores estatales, siguen sin cobrar en tiempo y forma sus salarios y esta situación, agobia a los trabajadores que, justo es decirlo, no son los que menos cobran en nuestra provincia, aun cuando ello no habilita a que se los menoscabe en sus derechos.
Por otro lado, los trabajadores desocupados y sub-ocupados, aumentan proporcionalmente al desfinanciamiento que sufren los pequeños y medianos empresarios, con la consiguiente presión sobre la capacidad, no ya de emplear, sino más aún, de pagar los salarios a sus empleados.
Los niños y adolescentes de nuestra provincia, siguen sin recibir la educación formal que el estado debe proporcionarles por lo que, sabido es, pues fácticamente, no hay ya posibilidades de que los alumnos puedan, en lo que resta del año escolar, adquirir los saberes que les permitan pasar al nivel superior de cada uno.
Siguiendo con esta enumeración, la salud pública está, por lo que sabemos, colapsada, y los sistemas de obras sociales, tanto la del estado provincial, como las privadas, sufren los atrasos o suspensiones de pagos consecuentes, todo ello, más allá de los altísimos precios relativos, de los servicios de salud.
También el servicio de Justicia se halla paralizado o apenas funcionando con guardias mínimas, con todo lo que ello significa para la protección de los más elementales derechos de los humanos habitantes de esta provincia.
Crecen los “comedores públicos” y en relación directamente proporcional, decrecen los aportes para sostener a estas instituciones que intentan cubrir al estado ausente o semi-presente.
Todo esto sucede en una provincia que no termina de mostrar “sus números” y que, cuando los muestra, estos resultan diferentes respecto a los que manifiesta el gobierno nacional a través de sus organismos oficiales
En este mismo parágrafo, debemos señalar que el endeudamiento de Chubut, alcanzaba ya en el primer trimestre del 2019, a unos 1.295 millones de dólares estadounidenses, que resultaba casi igual a un presupuesto provincial. Este endeudamiento compromete a anteriores gestiones provinciales, nacionales y a las diferentes composiciones legislativas.
La evolución de la masa salarial estatal, que aparece “mediática y popularmente” como una de las grandes “culpables” del ahogo financiero provincial, no alcanzó a recuperar el salario a los valores de hace tres años atrás. Además, no es que haya habido un aumento inusual de los asalariados estatales.
El Chubut es un gran “productor de bienes primarios”. Estos bienes primarios surgen, principalmente, del sector hidrocarburífero, mineralero (exclusivamente del aluminio) y pesquero, que son los principales aportes de la provincia al PBI nacional. Sin embargo, todos estos complejos productivos, interactúan poco y nada agregando valor en la Provincia. Más aún, la productividad del trabajador chubutense es superior a la media nacional, mientras que sus ingresos relativos, son inferiores al promedio nacional.
Es muy importante señalar, que dos empresas del sector privilegiado provincial, me refiero a Pan American Energy y ALUAR, ganan más por lo que no venden, ya que obtienen de sus inversiones financieras, un alto nivel de ganancias que, en el caso de P.A.E, llegan al 95% de su resultado neto (u$s 3.641 millones en 1918), lo que significó una variación interanual de nada menos que el 1.920,5% . En tanto, ALUAR obtuvo un 7% de sus resultados netos, relacionados con sus inversiones en el sector financiero. La variación interanual, fue “nada más” que del 543,4%.
Mientras todo esto ocurre en el mundo de las grandes inversiones; el 23 % de la población del Chubut está tienen una “muy cercana relación con la pobreza y/o con el hambre”.

ACCIONES PROPUESTAS
1. Clara demostración de austeridad de los poderes gobernantes. Arbitrando para ello medidas conducentes a achicar drásticamente los gastos, si no la masa salarial de los funcionarios de más alto rango de los tres poderes.
2. Transparencia total de los “números provinciales” poniéndolos legalmente a disposición del Encuentro de los Chubutenses, para que terminemos de plano con los rumores inconducentes y maliciosos.
3. Readecuación presupuestaria que priorice los gastos necesarios para asegurar los servicios esenciales para el Pueblo chubutense, seguridad alimentaria, salud y educación.
4. Ayuda financiera a los más necesitados, con contraprestación laboral a cambio, en caso de que estén desocupados, sin que esto signifique, de ninguna forma, sobre-explotación del necesitado.
5. Facilidades impositivas para las PyME´s y comercios que no despidan empleados o que aumenten sus plantas de personal.
6. Legislar sobre Ingresos Brutos en sectores primarios, Pan American Energy, ALUAR y otras del sector financiero, colaboren necesaria y obligatoriamente en la reconstrucción de la Provincia.
7. Comienzo de un debate serio y científico con relación a la matriz productiva y energética de la Provincia. De este debate no pueden faltar las Universidades Públicas con sede en nuestra Provincia, ni los institutos de Investigación tales como el INTI, CIEFAP, INTA, étc., pero tampoco los representantes de las Cámaras y Sindicatos de cada Gremio.
Aclaración necesaria:
La mayoría de los datos estadísticos y fácticos, que aquí enunciamos, han sido tomados (e interpretados por nuestra cuenta), del trabajo del IDEP denominado “Chubut: Síntesis descriptiva de la situación provincial. Aportes para un debate alternativo”. Agradecemos a los compañeros de la CTA, por su publicación.

Mesa de Conducción de la C.G.T de la Cordillera Chubutense.

Volver