SOEME Y ZO ACATÓ LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA

Los trabajadores municipales afiliados al SOEME y ZO, cumplieron este jueves con el cuarto día de retención de servicios. Paralelamente, la Delegación Esquel de la Secretaria de Trabajo dictó de oficio la conciliación obligatoria ante la no convocatoria a paritaria por parte del ejecutivo municipal que desembocó en este conflicto. En asamblea, los afiliados definieron por unanimidad acatar la conciliación y el gremio este viernes 31, a las 10 hs acudirá a la primera audiencia en la dependencia de trabajo.

 

 

El Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio dijo durante la asamblea que la situación vuelve todo a foja cero. Aseveró que “las huelgas son un derecho constitucional y muchos han pedido lamentablemente sus vidas para que nosotros tengamos el derecho a expresarnos”, dijo Osorio y agregó “Esta gestión tiene un destrato permanente para con el empleado municipal”.

“No tenemos que permitir que nos dividan, tenemos que poner lo mejor de nuestra parte. Más allá de las marchas, nunca le faltamos el respeto a nadie”, dijo Osorio y aseguró que desde el gremio no “se sale a mentir por los medios a los vecinos”.

“Exigimos respeto para con el empleado municipal y el gremio”, comentó el dirigente gremial y manifestó que el sindicato está reconocido por ordenanza. “El ejecutivo debe entender que la conciliación obligatoria tienen vía libre para hacer lo que quieran como lo han hecho todo este tiempo”.

 

Además indicó que no se va a permitir que “nos toquen nuestro bolsillo”  porque de ello depende “la salud, la educación y bienestar de nuestros hijos”. “Nuestro reclamo es legítimo”, dijo Osorio.

Asimismo indicó que el gremio estará estando en el patio todas las veces que sea necesario más allá de cualquier artilugio sin fundamento que se intente imponer desde el gobierno municipal. 

 

Volver