CAPACITAN A EQUIPOS DE SALUD DE LA CORDILLERA PARA LA VACUNACIÓN CONTRA EL SARAMPIÓN Y LA RUBÉOLA”

 

Las actividades se realizaron en Esquel y El Maitén, con el objetivo de planificar las acciones que se desarrollarán en cada localidad y garantizar la mayor cobertura de vacunación posible en el operativo que comenzará el 1° de octubre y se extenderá hasta el 30 de noviembre.


El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Adrián Pizzi, realizó recientemente en Esquel y El Maitén nuevas capacitaciones sobre la “Campaña de Vacunación contra el Sarampión y la Rubéola”, que estuvieron dirigidas a los integrantes de los equipos de salud que se desempeñan en los hospitales, centros de salud y puestos sanitarios de las 14 localidades y la zona rural que comprende el Área Programática de Salud Esquel.
Las actividades estuvieron a cargo de dos referentes de la Dirección Provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología, Mariela Brito y Daniela Carreras.
La mencionada campaña se desarrollará del 1° de octubre al 30 de noviembre próximo, y tendrá como destinatarios a los niños y las niñas que tienen entre 13 meses y 4 años, 11 meses y 29 días, es decir, que son menores de 5 años.
Esta población recibirá una dosis adicional de la vacuna Triple Viral, que protege contra el Sarampión y la Rubéola, independientemente de las dosis previas que se hayan aplicado. La aplicación de esta vacuna tiene carácter gratuito y obligatorio, y estará disponible en todos los vacunatorios de la provincia. 
Garantizar la mayor cobertura de vacunación
La jefa del Departamento Provincial de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Mariela Brito, señaló que este tipo de iniciativas, que buscan sostener la eliminación del Sarampión y la Rubeola, “se llevan adelante cada 4 años para disminuir el número de susceptibles para estas enfermedades, es decir, de aquellas personas que tienen un compromiso en el sistema de defensas de su cuerpo, los menores de 12 meses que no entran en calendario y aquellos que no hayan respondido a la primera dosis”.
Por este motivo, “aunque los niños y las niñas tengan los esquemas de vacunación completos y actualizados, deben vacunarse igual”, indicó Brito.
Las instancias de capacitación con los equipos de salud permitieron trabajar sobre las normas y los lineamientos de la campaña para que los enfermeros, Trabajadores Comunitarios de Salud en Terreno y médicos puedan planificar sus estrategias y evacuar las dudas que se les presenten a las familias que se acerquen con sus niños y niñas a los vacunatorios.
“Cada equipo de trabajo planifica y organiza su estrategia en función de las características de las comunidades, para llegar de la mejor manera a toda la población referenciada”, finalizó Brito.

 

Volver