“POR EL ESQUEMA DE SUBSIDIOS SE DILAPIDARON 150.000 MILLONES DE DÓLARES QUE SE CONCENTRARON EN CAPITAL FEDERAL Y GRAN BUENOS AIRES”

 

Lo dijo el diputado nacional Gustavo Menna, al cuestionar los proyectos de la oposición para volver a ese esquema, que fue en desmedro del interior del país. “La iniciativa de la oposición es una encerrona que lleva a evitar que haya un equilibrio fiscal, sin decir de dónde va a salir la plata para los subsidios”, indicó.

 

 

El diputado nacional de Cambiemos por Chubut, Gustavo Menna, se refirió al tema de las tarifas de la energía y, en ese marco, aclaró que, en el caso de la electricidad, los poderes concedentes en la mayoría de los distritos son los Estados Provinciales y, en el caso de Chubut, los municipios; mientras que la discusión que se da en el Congreso gira sobre los subsidios nacionales a las empresas que prestan el servicio en Capital Federal y en Gran Buenos Aires.
Menna cuestionó, en este contexto, a los proyectos de la oposición nacional para continuar con la política de subsidios que, afirmó, llevó a dilapidar 150.000 millones de dólares y a generar un gran déficit fiscal en la Argentina. Además se destinaron a Capital Federal y Gran Buenos Aires, en desmedro del interior del país.
“Nuestro bloque, por supuesto, ha tenido una posición contraria a las iniciativas que tienen una alta dosis de demagogia y que paradójicamente son llevadas adelante por aquellos que destruyeron el sector energético en estos 12 años. Y que dilapidaron 150.000 millones de dólares en ese tiempo con subsidios para que, en el caso de la energía eléctrica, un habitante de Puerto Madero pagara 20 pesos una factura de luz”, ejemplificó.
Por el contrario, “lo que se está haciendo ahora, en virtud de los marcos regulatorios y las leyes, es volver a un sistema racional, de manera gradual de eliminación de subsidios”, explicó.
“No se podía sostener una política energética de subsidios porque no había inversiones, ni sustentabilidad en el servicio. No había inversión en generación”, dijo, mientras que hoy “Argentina, en energías renovables está recibiendo inversiones por más de 10.000 millones de dólares que van a permitir llevar la potencia instalada en materia energética de 25 mil a 31 mil megas, además con obras que se van a llevar adelante en materia de transporte”.
“Creo -agregó- que la iniciativa de la oposición es una encerrona que lleva a evitar que haya un equilibrio fiscal. El país tenía un déficit fiscal enorme, de más de 5 puntos; se logró ir bajando año a año sin resignar la inversión social, que es récord histórico, con un 76% del presupuesto destinado a programas sociales”, aseveró.
Ahora “se ataca al corazón de ese programa, porque los planteos son contradictorios: por un lado, se cuestiona la toma de deuda, y por otro lado se quiere restablecer un esquema que va a tener un costo fiscal de más de 80.000 millones de pesos, sin decir de dónde se sacan los recursos para eso”.
En este contexto explicó: “Los mercados de gas y energía eléctrica están divididos en tres segmentos: producción, transporte y distribución. En el caso del gas las concesiones son nacionales -en el caso nuestro, de Chubut, es Camuzzi Gas del Sur- y son reguladas por el Estado Nacional”.
“Pero en el caso eléctrico, salvo el caso de Capital y Gran Buenos Aires, donde el poder concedente es el Estado Nacional, las concesiones son provinciales o municipales”, explicó.
Ante ello, “hay legisladores y dirigentes que en sus lugares de origen gobierna el FpV y han planteado de manera permanente incrementos tarifarios en la luz, en el agua. Y en el orden nacional hablan de tarifazo y otras cuestiones, cuando la tarifa eléctrica la regula cada poder concedente local”.
A nivel nacional, puso como ejemplo que “volver al volumen de subsidios que había en 2014 significa 600.000 millones de pesos. El 40% de esos subsidios beneficiaba al 20% con mayor poder adquisitivo de la población, porque estaban concentrados en Capital Federal, y en los barrios que no tenían por qué estar subsidiados. Se optó por subsidiar la oferta, y no la demanda: el subsidio a la empresa y no al que lo necesita. El 81% de los ingresos de las compañías era en algunos casos provenientes de subsidios. No vivían de lo que vendían, sino de los subsidios. El que pretende volver a eso tiene que decir de dónde lo va a financiar”, añadió.
“Las deudas que han mantenido las cooperativas locales con Cammesa y la AFIP se han generado a veces por mala administración y otras por no atender la situación de tarifas. Pero ahí no es el poder concedente el Estado Nacional. En Chubut son cada uno de los municipios, por mandato constitucional”, finalizó.
 

Volver