SALUD CAPACITÓ A PERSONAL DE HOSPITALES DE LA CORDILLERA EN EL USO DE CAMILLAS DE BIOSEGURIDAD PARA TRASLADO DE PACIENTES CON HANTAVIRUS

La actividad se desarrolló en la localidad de El Maitén y contó con la participación de integrantes de los equipos de salud del nosocomio local y los establecimientos asistenciales de Esquel, Trevelin, El Hoyo, Lago Puelo y Epuyén. 


El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Fabián Puratich, realizó recientemente en la localidad de El Maitén una capacitación en el manejo de las modernas camillas de bioseguridad que fueron adquiridas por el Gobierno Provincial para reforzar la estructura con que cuenta el sistema sanitario para abordar la problemática del Hantavirus, luego de la inédita contingencia epidemiológica, relacionada con el brote de la enfermedad en la localidad de Epuyén, a la que se hizo frente y se controló este verano. 
La jornada contó con un módulo teórico y otro práctico, y congregó a personal sanitario del Hospital Zonal de Esquel, el Hospital Subzonal de El Maitén y los Hospitales Rurales de Trevelin, El Hoyo, Lago Puelo y Epuyén. 


Traslados seguros de pacientes 
Consultado al respecto, el director provincial de Emergencias Médicas y Derivaciones Sanitarias, Claudio Mazza, recordó que “son tres las camillas que fueron adquiridas por el Gobierno Provincial para el traslado seguro de pacientes con enfermedades infectocontagiosas”, e indicó que “la jornada de capacitación dictada en El Maitén vino a complementar las medidas de bioseguridad que se vienen implementando en Chubut y que permitieron abordar la contingencia epidemiológica que vivimos el verano pasado, a raíz del brote de hantavirus que se produjo en la localidad de Epuyén”. 
En tal sentido, Mazza destacó “la decisión del ministro de Salud, Fabián Puratich, y el gobernador Mariano Arcioni de adquirir estas herramientas y capacitar al equipo de salud en su utilización, a fin de asegurar mayor seguridad en los traslados de pacientes, evitando posibles contagios en el personal sanitario”. 


Presión negativa 
Asimismo, Mazza explicó que “las camillas son de origen checoslovaco y la empresa importadora nos dijo que es la primera venta que realizan en Argentina. Por lo general, son utilizadas en el plano bélico, para la guerra bacteriológica, y después de lo que pasó con el ébola en África comenzaron a ser utilizadas en el plano civil, para el traslado de pacientes”. 
“Dentro de estas camillas el paciente va totalmente aislado y con presión negativa, eso quiere decir que nada de adentro de esa cápsula sale hacia fuera, ya que el aire pasa por un filtro que retiene el 99,5% de las emisiones, asegurándose de que los virus no puedan contaminar el ambiente”, detalló. 
Otra particularidad de estas camillas es que también pueden filtran el aire que entra al interior de las mismas, mediante un sistema de presión positiva, lo cual permite que la persona trasladada no reciba ningún tipo de contaminación externa. 


Disponibilidad 
En la actualidad, dos de las camillas de bioseguridad que adquirió el Gobierno Provincial se encuentran ubicadas en el Área Programática de Salud Esquel, para hacer traslados de casos sospechosos de hantavirus en la zona; mientras que la tercera está en la Base Aeronaval “Almirante Zar” de Trelew, en caso de que se requiera trasladar un caso sospechoso con el avión sanitario provincial.

Volver