ELIZABETH GÓMEZ ALCORTA: “LA PARIDAD NOS PERMITE CAMBIAR LA FORMA EN QUE SE EJERCE LA FUNCIÓN PÚBLICA”

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD), Elizabeth Gómez Alcorta, participó del conversatorio virtual "La paridad como herramienta para la transformación” que llevó adelante la Secretaría de la Mujer del Partido Justicialista (PJ) de Santa Fe. Integraron el panel Alejandra Rodenas, vicegobernadora de Santa Fe; Celia Arenas, secretaria de Estado de Igualdad y Género de la provincia, y Pilar Escalante, subsecretaria de Políticas de Igualdad del MMGYD. La moderación estuvo a cargo de Norma López, secretaria de Género del PJ Santa Fe.

El evento se enmarcó en la reciente aprobación de la ley de paridad en Santa Fe, que establece el principio de paridad de género en la composición del Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial, entes públicos o con participación estatal, partidos políticos y asociaciones, consejos y colegios profesionales.

Gómez Alcorta felicitó a las santafesinas por el triunfo y remarcó que la ley debe tomarse siempre como un punto de partida. “Tenemos que garantizar que todas y todes puedan hacer los recorridos institucionales, de formación y políticos para llegar a los espacios de decisión en igualdad de condiciones”, explicó. Además, se refirió a la responsabilidad de todas las funcionarias de pensar críticamente cuáles poblaciones siguen estando sub representadas: “Esto nos permite visibilizar lo que nos falta y, a la vez, cambiar la forma en la que se ejerce la función pública”, expresó. 

La ministra destacó que la falta de representación política es consecuencia de un sistema desigual a nivel mundial. “Según datos de las Naciones Unidas, en 2019 solamente 11 mujeres fueron jefas de Estado y sólo tres países tuvieron parlamentos con mayoría de mujeres. En nuestro país, sólo dos de las provincias son gobernadas por mujeres, y de cinco integrantes de la Corte Suprema de Justicia solamente una es mujer”, ilustró. 

Por último, Gómez Alcorta compartió las iniciativas del MMGyD en relación con la paridad: “Trabajamos fuertemente desde la Dirección de Promoción de la Igualdad en la Participación Política, trabajamos con el Ministerio de Turismo y Deportes para problematizar la paridad en el deporte, desde la Secretaría de Políticas contra la Violencia trabajamos la violencia política, creamos el Consejo Federal para generar instancias de intercambio, y nos ponemos a disposición de las provincias para acompañar los distintos procesos que se están llevando adelante”. 

La vicegobernadora Rodenas compartió su mirada respecto a la aprobación de la ley desde su rol como presidenta del Senado Provincial: “En dos oportunidades esta ley se debatió pero no se pudo formalizar. Lo que ocurrió ahora es que esos hombres que componen la cámara, en la que hay una sola senadora mujer, habían empezado a sentir el pulso de la historia en sus propios territorios”. 

“Ahora tenemos que plantear cómo le damos volumen al deseo paritario y cómo construimos un deseo paritario en las mujeres que no están convencidas, que puedan ver que el lugar de empoderamiento que planteamos es el futuro para ellas y sus hijas”, señaló. 

Además, Rodenas planteó que la paridad debe quedar establecida en la Constitución Nacional: “Tenemos que ir hacia otro tipo de democracia que sea realmente representativa, republicana, federal y paritaria. No hay que tener miedo a esa gran conmoción que le tenemos que pegar a la Constitución, que incluya la palabra “paridad”, porque cuando aparece la palabra, aparece todo lo no dicho, lo silenciado y también el deseo”. 

Durante su exposición, Pilar Escalante remarcó la importancia de pensar la paridad como una herramienta democratizadora y afirmó: “Las instituciones políticas, para ser democráticas, tienen que parecerse cada vez más a quienes somos como pueblo”. 

También subrayó que la paridad “le abre las puertas a más sujetas políticas y la diversidad de sujetos políticos en las instituciones hace a una política más democrática y  abre una agenda de derechos mucho más amplia”. 

Por su parte, Celia Arenas hizo un resumen de la historia de luchas por los derechos políticos en Argentina, desde la dualidad entre la movilización social y la gestión del Estado: “Al movimiento de mujeres, con sus convicciones y compromiso, le tenemos que sumar decisión política para que se concreten los derechos en la práctica”. En ese sentido, explicó que cuando las leyes de voto femenino, de cupo y de paridad, ampliaron el acceso a los cargos representativos “por primera vez la ley empezó a contemplar cuestiones trascendentes para las mujeres, pero claramente eso tuvo un impacto en toda la sociedad. A la vez, las feministas ampliaron las demandas de derechos políticos hacia una lucha por la igualdad en todos los ámbitos”.

 

Volver