ARCIONI ENTREGÓ UN APORTE NO REINTEGRABLE A RÍO PICO

 

El mismo se suma a la entrega realizada anteriormente a distintas localidades de la provincia para la implementación de proyectos de reactivación económica, lo que suma una inversión total de 3.600.000,00 de pesos.

 

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, entregó este martes un Aporte No Reintegrable (ANR) a la Municipalidad de Río Pico de 450 mil pesos, para llevar adelante proyectos de reactivación económica, en el marco de la Emergencia sanitaria por COVID-19, con el objetivo de minimizar las consecuencias económicas y sociales por el avance de la pandemia. 
La firma se realizó en el despacho del mandatario provincial en Casa de Gobierno, con la presencia del ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, Leandro Cavaco y el intendente de la localidad, Diego Pérez.
Se trata de un ANR, por un importe de $450.000 para concretar proyectos de reactivación económica en el marco de la emergencia por COVID-19. Cabe mencionar que semanas atrás se hizo lo propio con las localidades de José de San Martin, Tecka, Paso de Indios, Gualjaina, Río Mayo, Sarmiento y Corcovado, lo que suma una inversión de $3.600.000.
En este sentido, el intendente de Río Pico, Diego Pérez, sostuvo que “estamos muy agradecidos de recibir este aporte para realizar el proyecto de un invernáculo productivo que implementaremos a través de la Municipalidad. Si bien ya había uno, estaba abandonado y ahora lo reactivamos, generando de esta forma trabajo para la gente del pueblo”.
Además, Pérez agregó que “estamos en contacto directo con el Gobierno Provincial, ya estamos trabajando en una obra muy necesaria que es la red de gas y nos  avisaron que hay un deposito realizado lo que es una alegría enorme poder iniciar con esta obra para llegar a la mayor cantidad de gente posible”.


Proyecto
Este aporte será destinado a la puesta en marcha de un invernadero para la producción de plantas nativas ornamentales y especies introducidas.
La producción de plantines será para la forestación y reforestación de los bosques, debido a la gran desertificación producida por los incendios forestales y este invernadero será operado por 8 personas capacitadas (en el cual se contará con cupo femenino) que estarán con turnos rotativos, siendo esto una salida laboral para cada uno de ellos.
Los fondos del actual proyecto serán aplicados a la compra de las chapas de polipropileno indispensables para la estructura del invernáculo.

 

Volver