VIOLACIÓN GRUPAL:


TERENZI JUNTO A LAS SENADORAS DE JXC REPUDIARON EL FALLO JUDICIAL


La senadora nacional Edith Terenzi junto a sus pares mujeres de Juntos por el Cambio manifestaron su rechazo al fallo judicial por el cual se absolvieron a los tres imputados de participar de una violación en grupo cuya víctima era una joven de 16 años en Chubut. "Genera un antecedente muy grave y demuestra lo mucho que que falta por cambiar en la Justicia Argentina".
En un comunicado firmado por las senadoras nacionales de JxC expresan que nuevamente un fallo de un Tribunal de Chubut genera el repudio, impotencia y preocupación en la sociedad en general. En un caso emblemático como fue la violación en grupo de una joven de 16 años por “hijos de familias influyentes”, el veredicto de “absolución” fue una cachetada para  todos nosotros.
Pero de estas situaciones debemos aprender y ver qué está mal para así cambiar. Y acá muchas cosas estuvieron mal.
El caso tuvo relevancia nacional cuando se “filtró” parte del acuerdo confidencial entre la víctima y los imputados para un juicio abreviado donde el fiscal utilizó la desafortunada frase “desahogo sexual”. A partir de ahí, en todos los medios y redes sociales del país se opinó del caso, erróneamente titulado como “violación en manada”.
Erróneamente porque “manada” hace referencia a animales sin raciocinio y este delito es cometido por personas racionales, responsables de sus hechos. Llamarlos manada en cierto punto los justifica.
También hay que detenerse en la descripción elegida por el fiscal Fernando Rivarola, “desahogo sexual”, frase desdichada pero que, junto a otros términos como “crimen pasional”, “manoseo”, son de amplio y arraigado uso judicial en escritos y libros de Derecho.
Los mismos son representativos de una Justicia que requiere cambios urgentes con la inclusión de la perspectiva de género en la Legislación Penal. Pensemos si no en el “abuso deshonesto” y preguntémonos ¿cuándo un abuso es honesto?
Las palabras son también instrumentos en el proceso de deconstrucción para poder superar los paradigmas patriarcales que aún imperan en la Justicia de Argentina, y que debe iniciarse en lo inmediato porque hoy en Chubut nuevamente una mujer quedó esperando Justicia.

 

 

Volver