ORIGEN CHUBUT: PRODUCTORES SE CAPACITARON SOBRE LOS ALCANCES DE LA LEY DE GÓNDOLAS


Participaron más de 30 productores y emprendedores que cuentan con el sello de distinción.


El Gobierno provincial, a través del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio -a cargo de Leandro Cavaco-, realizó un webinar junto a la organización GS1, acerca de la inclusión de productos chubutenses en las cadenas de supermercados en el marco de la Ley de Góndolas n° 27.545, para los productores adheridos al sello Origen Chubut o con adhesión en trámite.
Más de 30 productores y emprendedores que cuentan con el sello de distinción y representantes de supermercados Walmart- Changomas y Don León se informaron sobre el objetivo, alcance, exhibición, y condición comercial que establece la norma.
El objetivo fue despejar dudas para que más productores puedan ingresar en las cadenas de supermercados, generar un listado de productores chubutenses que se sumen a las góndolas de los supermercados.
Asimismo, se presentó el convenio rubricado entre el Ministerio y la organización GS1 para que más productores puedan obtener su código de barras y ampliar los canales comerciales a un menor costo.
La subsecretaria de Industria, Nadine Serón, señaló que el encuentro fue propicio “para empezar a conocer la viabilidad de esta normativa para los productores. Llegó para que los supermercados puedan acomodarse, y los productores ver las posibilidades de mercados nuevos. Para acceder a la trazabilidad necesitan el código de barras por eso agradecemos a GS1”.
Hernán Martínez, gerente de administración y finanzas de GS1 Argentina, señaló que “estamos trabajando con varias provincias para explicar la ley, para que los productores y las cadenas puedan vender más y ayudarlos con el código de barras. La norma es amplia y tiene varios requisitos, asique ayudaremos a llevar esos productos la góndola. En este sentido, destaco que el “código de barra sea un facilitador para ingresar sus productos y vender más”.


Ley de Góndolas
La Ley de Góndolas, promulgada en 2020, busca que los precios sean claros para los consumidores y que puedan acceder a más productos regionales o artesanales de las micro, pequeñas y medianas empresas, productos de agricultura familiar, campesina e indígena, productos de la economía popular y productos de cooperativas y mutuales.

Tiene tres objetivos centrales: que los precios de los productos sean claros y transparentes para los consumidores, que los consumidores puedan acceder a más productos regionales o artesanales de las micro, pequeñas y medianas empresas y a más productos de agricultura familiar, campesina e indígena, de la economía popular y de cooperativas y mutuales; y que haya armonía y equilibrio entre los operadores económicos alcanzados por la ley, para evitar que prácticas

 

Volver